Certificado Ista

Pruebas de validación de caída


Reducir al máximo el coste del material, y adaptar la espuma al milímetro con la pieza a proteger, no sirve de nada, si el embalaje no protege como debe en las caídas.

Es por este motivo, que Cadepa ofrece la posibilidad de realizar el test de caída para comprobar la viabilidad de nuestros embalajes de espuma.

Mediante el Certificado Ista, test realizado en un laboratorio homologado, podemos garantizar la viabilidad del embalaje al 100%.

¿Pero cómo funciona exactamente esta prueba?

Certificado Ista


Pruebas de vibración

La primera prueba, consiste en situar el producto sobre la superficie de una base en movimiento. Lógicamente, el producto realiza las pruebas embalado y protegido con nuestros embalajes de espuma, tal se enviaría en servicio de paquetería.

La superficie de la jaula está preparada para simular las vibraciones y movimientos que puede haber en el transporte de paquetería.

Objetivo: Simular condiciones del transporte

Pruebas de caída.

La segunda prueba consiste en realizar varias caídas del paquete, simulando posibles caídas por parte del repartidor, o futuras caídas en almacenes derivados de su manipulación.

Estas caídas se realizan en los 10 posibles lados de caída del paquete. Todas las caídas se monitorizan, aplicando sensores dentro del embalaje para ver la vibración y la retención del golpe dentro del equipo.

Estas pruebas permiten determinar si el producto, internamente, sufre cualquier desperfecto, ya sea por el desprendimiento de piezas, componentes o soldaduras.

Objetivo: Simular condiciones de manipulación